EmbarazoMujeres

Todo lo que debes saber sobre el desprendimiento de placenta

La placenta es el órgano primordial en el embarazo (sí, es un órgano). Hace toda la alimentación de ese pequeño feto que inicia su desarrollo hasta transformarse en un embrión y nacer como un recién nacido grande y saludable.

La placenta tiene forma de disco, está formada por múltiples cotiledones. Tiene una parte adherida al útero (parte materna) y una parte que contiene la membrana amniótica, donde está el líquido y el embrión (parte fetal).

La cara materna hace todos y cada uno de los intercambios de nutrientes de la circulación fetal con la circulación materna, aparte del esencial suministro de oxígeno preciso a fin de que el bebé prosiga vivo.

En consecuencia, no es realmente difícil comprender las repercusiones que el desprendimiento de la placenta (seguido de la interrupción del suministro) tiene sobre el embrión en el útero.

El desprendimiento puede ser de un área pequeña de la placenta, dando sitio a una limitación del desarrollo fetal, o bien puede generarse de forma áspera y en buena medida, ocasionando estragos severos como muerte fetal.

¿Cómo saber si la placenta se desprendió?

Las señales son de forma fácil perceptibles y atraen la atención de la pareja, que en la mayor parte de los casos asisten de manera rápida a la sala de urgencias.

– Reducción de los movimientos fetales.

– Hemorragia vaginal.

– Contracción uterina intensa y incesante.

– Fuerte dolor abdominal.

Mas no siempre y en toda circunstancia los síntomas se acentúan de esa forma, y en ciertos casos pueden suceder de forma más sigilosa.

¿Y cuáles son los factores de peligro para tener en cuenta?

– Paciente con desprendimientos en gestaciones precedentes

– Hipertensión crónica, hipertensión gestacional o bien preeclampsia

– Trastornos de la coagulación

– Ruptura de la bolsa

– Incremento de líquido amniótico

– Han tenido hemorragias anteriores en la gestación.

– Gestación gemelar

– Trauma en el abdomen

– Fumadores

– Anomalía uterina

¿Qué hacer en el caso de desprendimiento de placenta?

El conducto es diferente en lo que se refiere al área de desprendimiento, semanas de gestación, aptitud fetal y bienestar materno. En otras palabras, una mujer de treinta y ocho semanas de edad gestacional con embrión vivo y gran área de desprendimiento debe dar a luz a la mayor brevedad. Una paciente de veinte semanas con un área pequeña de desprendimiento ha de ser observada para valorar el bienestar fetal y el desarrollo.

Previous post

Aguacate: uno de los mejores alimentos para la salud de su corazón

Next post

Todo lo que debes saber sobre la miel

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *