AlimentaciónBienestar

¿Por qué preferir los alimentos orgánicos?

Es cierto que los alimentos orgánicos pueden llegar a ser considerablemente más costosos y realmente difíciles de localizar. Hasta hace cierto tiempo, eran precisamente esos 2 factores los que hacían que los comestibles orgánicos estuviesen lejos de la mesa de la mayor parte de nosotros. Mas eso ha ido cambiando con el tiempo. En la actualidad, hay considerablemente más productores que cultivan sin el empleo de agrotóxicos, hormonas, fertilizantes químicos y drogas veterinarias. Ese incremento de la oferta ha hecho que el costo baje y más gente pueda comer de forma más saludable y sabrosa.

A continuación, presentamos algunos elementos a tener en cuenta para seleccionar alimentos orgánicos:

Son más nutritivos

Los suelos ricos y equilibrados con fertilizantes naturales generan comestibles de mayor valor nutritivo. Así mismo, contienen menos agua en su composición, con lo que acaban concentrando más los nutrientes.

Evitan enfermedades ocasionadas por la ingestión de substancias químicas tóxicas

Esto es debido a que los orgánicos tienen bajos niveles de metales pesados, como plomo, mercurio, arsénico y nitratos, entre otros. Recientemente, una investigación mostró que el veintinueve por ciento de las mil seiscientos sesenta y cinco muestras de 7 cultivos de comestibles usuales – o sea, no orgánicos – estaban en disconformidad con las reglas de agrotóxicos.

Son más sabrosos

El empleo de agrotóxicos afecta significativamente al sabor, el aroma, la manera y la textura de los comestibles. Libres de esa interferencia, el sabor y el aroma se vuelven considerablemente más intensos, puros y acentuados.

Evitan la erosión del suelo

En tanto que el cultivo de orgánicos emplea expediciones como la rotación de cultivos, la plantación separadamente y el compostaje, entre otras muchas técnicas, favorece que el suelo prosiga siendo fértil y productivo un año tras otro.

Resguardan a las generaciones futuras de polución química

La agricultura usual, por emplear mecanismos y tecnologías artificiales para la protección del arado, es muy violenta al medioambiente. Las posibles contaminaciones pueden perdurar décadas y ocasionar un impacto aun en aquellos que todavía no han nacido.

Resguardan la calidad del agua

Los agrotóxicos usados en las plantaciones usuales atraviesan el suelo, alcanzan las capas de agua y contaminan ríos y lagos. Al abandonar a esta clase de fertilizante, se resguarda la calidad del agua.

Asisten a los pequeños campesinos

En su mayor parte, la producción orgánica procede de pequeños núcleos familiares que tienen en la tierra su única forma de sustento. Sosteniendo el suelo fértil a lo largo de muchos años, el cultivo orgánico anuda al hombre a trabajar la tierra y revitaliza las comunidades rurales.

Restauran la biodiversidad: resguardan la vida animal y vegetal

La agricultura orgánica respeta el equilibrio de la naturaleza, creando ecosistemas sanos. En vez de los agrotóxicos, se emplean predadores para las plagas comunes en el arado, como abonos naturales y orgánicos, y hay rotación de especies que se plantan.

Ahorran energía

El cultivo orgánico exonera los agrotóxicos y los fertilizantes químicos, usando intensamente la cubierta fallecida, la integración de materia orgánica al suelo. Es el procedimiento contrario al de la agricultura usual que se apoya en el petróleo como insumo de agrotóxicos y fertilizantes y es la base de la intensa mecanización que la caracteriza.

Previous post

Alimentación para hipertensos

Next post

¿Por qué no debes hacer ayuno intermitente?

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *