Bienestar

¿Por qué da cistitis después de tener relaciones sexuales?

Siendo una patología que se presenta seguido entre las mujeres, la cistitis representa una inflamación de la vejiga urinaria. Es común encontrar personas que asuman que una infección urinaria y una cistitis son iguales, pero debes tener más que claro que no es así, la cistitis trata simplemente de una inflamación (aunque, no por ello hay que estar menos atento), mientras que una infección urinaria, posee la presencia de cierto microorganismo.

Cistitis infecciosa

Causada por un microorganismo, comúnmente una bacteria conocida como Escherichia coli. Sucede cuando el microorganismo ingresa a la vía urinaria, ascendiendo por la uretra y multiplicándose hasta crear colonias bacterianas, las que acaban originando los síntomas.

Cistitis no infecciosas

Este tipo de cistitis, es el que se encuentra causado por distintos elementos que añadiremos en la siguiente lista.

  • Al utilizar mucho tiempo un catéter inserto en la uretra o una sonda urinaria
  • Las mujeres que usan quimioterapia para tratar el cáncer, uno de los efectos adversos es la cistitis
  • Ciertos químicos que se encuentran presentes en productos de higiene femenina, como en espumas vaginales
  • La radioterapia en mujeres que realizan tratamientos oncológicos, también causa cistitis
  • Puede ocurrir una inflamación en la vejiga sin explicación, produciendo la cistitis intersticial, siendo difícil de curar debido a su origen desconocido

¿Cistitis luego de las relaciones sexuales?

Está más que comprobado en el área científica, que las relaciones sexuales son riesgosas para contraer cistitis entre las mujeres. Según han certificado algunas pruebas, las mujeres que practican relaciones sexuales más de cuatro veces al mes, hacen uso de anticonceptivos, y para las que han mantenido relaciones en los últimos treinta días, todas se encuentran con mayor probabilidad de tener cistitis.

La expresión específica para infección urinaria, vinculada con las relaciones sexuales, es cistitis postcoital. Hasta ahora, han sido descubiertas, al menos, cinco razones del por qué la práctica del sexo contribuye a la misma.

Anticonceptivos orales

Al consumir anticonceptivos hormonales por vía oral, ocurre una modificación en el ciclo menstrual, cambiando, a su vez, las tareas naturales que realizan las hormonas sobre el cuerpo femenino. Debilitan, también, la mucosa que cubre la vejiga (la parte más interna del órgano), volviendo fácil la invasión para las bacterias como Escherichia coli.

Preservativos

Debido al material del que están fabricados los preservativos, femeninos y masculinos, producen una alteración de la mucosa en la vía urinaria de la mujer, debilitando el poder de defensa y protección, además de ayudar al ascenso de las bacterias. Aunque no todos los cuerpos reaccionan de la misma forma a estos materiales, la mayoría de mujeres sí suelen desarrollar cistitis por esta causa.

Entrada de bacterias

Tener relaciones sexuales fomenta la colonización de las bacterias desde el exterior hacia el interior de las vías urinarias de la mujer. Se tienen distintas sospechas, puede ser el mismo pene que actúa como transportador, o también los movimientos y mecánica que implica el acto sexual.

Higiene coital

Apenas finalizar la relación sexual, lo más recomendable es que la mujer orine. Cuando no lo hace, se incrementan las probabilidades de que las bacterias que ingresaron permanezcan en la vejiga, y se reproduzcan.

Traumatismos uretrales

Las relaciones sexuales suponen un traumatismo en la uretra femenina, siendo de trayecto corto y ubicada de forma anatómica, muy cerca de la vagina. El movimiento constante del acto sexual, causa debilidad en la vía urinaria de la mujer, contribuyendo a la entrada de las bacterias al reducir la defensa de la uretra.

Previous post

Remedios naturales para la cara quemada

Next post

El Clembuterol ¿Por qué los deportistas lo usan?

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *