Bajar de pesoGrasas

Omegas: beneficios y mejores alimentos

Hay un prejuicio infundado contra las grasas: para muchos, son malas y deben evitarse a toda costa. Mas no es así: existen las que son ventajosas y esenciales para múltiples estructuras y funciones del organismo. Ciertas grasas, por servirnos de un ejemplo, poseen ácidos grasos esenciales que actúan en el sistema inquieto, la piel y los huesos, entre otros muchos. Conozca comestibles ricos en omega tres, omega seis y omega nueve y sepa de qué manera consumir ácidos grasos de forma natural.

Omega tres

Se trata del género de ácido graso encontrado más sencillamente, es esencial para el mantenimiento de las membranas celulares, funciones cerebrales y transmisión de impulsos inquietos. Se deben consumir comestibles ricos en omega 3, como lo son:

Chía: es un superalimento que se puede emplear en grano, para acompañar frutas y vitaminas, como aceite y harina. Asimismo es rico en proteínas y tiene un bajo índice glucémico.

Lino: esta es una semilla polivalente que puede consumirse desde el desayuno hasta la cena, componiendo múltiples recetas. Sus componentes asimismo asisten a calmar los síntomas de la tensión premenstrual, actúan en la prevención del cáncer de mama y es buena opción para las mujeres menopáusicas.

Otros comestibles ricos en omega tres son la leche de soja, vegetales verdes (como la col rizada) y la granada.

Omega seis

Omega seis sostiene saludables las funciones cerebrales, aparte de asegurar la salud de la piel, el pelo, los huesos. Asimismo regula el metabolismo y el sistema reproductivo. Conozca las fuentes de este ácido graso:

Semillas de calabaza: este es un comestible que puede consumirse asado, cocido o bien torrado. Asimismo se transforma en harina y es una parte de recetas de pan, pasteles, jugos y vitaminas. Es en especial ventajosa para los hombres por eludir el incremento de la próstata.

Germen de trigo: es la parte más noble y rica en nutrientes del trigo. El consumo regular de este comestible ayuda a regular el ciclo menstrual y, a lo largo del embarazo, reduce las posibilidades de que el embrión tenga un defecto en el desarrollo del cerebro y de la médula espinal. Vale agregar en jugos, vitaminas, madres y masas.

Asimismo se halla en aceite de oliva, pistacho, aceite de ajonjolí , aceite de semilla de chía, aceite de girasol, semillas de uva y nueces.

Omega nueve

Omega nueve tiene funciones fundamentales para la salud. Es esencial para reducir el colesterol LDL, lo que evita el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Además de esto, asimismo coopera para reducir la agregación plaquetaria y ayuda en el control del cortisol, hormona que puede llevar a la acumulación de grasas.

Semillas oleaginosas: las nueces, las castañas, la avellana, el cacahuete y la almendra son fuentes Omega nueve. Aparte de las grasas buenas, asimismo son fuentes de vitaminas y minerales.

Aguacate: aparte de ser un fruto rico en omega nueve, cuenta con una dosis relevante de vitamina liposoluble de tipo E, que mejora las funciones de los órganos sexuales femeninos. Solo hay que tener precaución de no consumir el comestible en demasía, pues puede cooperar en la ganancia de peso; ya que es considerado como un alimento altamente calórico.

¿Cuáles son las diferencias entre los ácidos grasos?

Los ácidos grasos son grasas insaturadas, que se dividen en:

Monoinsaturado: grasas buenas compuestas por un tipo de enlace conocido como doble, establecido entre carbonos de la cadena hidrocarbonada. En este conjunto entra Omega nueve.

Poliinsaturadas: se trata de un género de grasas buenas compuestas por múltiples conexiones dobles entre los carbonos de la cadena hidrocarbonada. En este conjunto entran ambos, el omega tres y el omega seis.

Previous post

Los mejores alimentos para potenciar el sistema inmunológico

Next post

Maca peruana: ¿cuáles son los beneficios de este superalimento?

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *