AlimentaciónEmbarazoMujeres

Los mejores alimentos para lactantes

Una de las primordiales preocupaciones de las madres tras el nacimiento de sus bebés es la lactancia, en tanto que la leche materna se considera el “patrón oro de la nutrición” y se ha probado, ya en múltiples ocasiones, que ofrece beneficios únicos al bebé, desde el aporte perfecto de nutrientes hasta el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Si bien ningún comestible por sí mismo puede acrecentar la producción de leche materna, hay productos que son ventajosos para la salud de la madre, lo que asimismo interfiere en la calidad de la leche y el desarrollo del pequeño.

Lactancia: fórmulas lácteas vs leche materna

Si te encuentras en periodo de lactancia, has de saber ya lo que debe entrar en tu rutina alimentaria.  Aun así, a continuación, te lo decimos:

Huevos

Las proteínas presentes en el huevo son esenciales para la construcción y renovación de las células y tejidos de la madre y del bebé. Por su parte, la colina presente en el comestible (vitamina perteneciente al complejo B) fomenta el desarrollo del bebé y coopera de forma esencial con la salud cerebral.

Salmón

Como se sabe, este es un comestible que tiene una concentración más alta de omega tres en su composición. Este ácido graso, presente en la leche materna, es esencial de cara al desarrollo del sistema nervioso del pequeño.

Yogurt natural

Los derivados de la leche asimismo asisten en esta fase de la lactancia, y una de las opciones más saludables es el yogurt, en tanto que es rico en calcio, proteínas y vitaminas del complejo B. Además de esto, es un comestible que demanda el acompañamiento de otros productos nutritivos y ricos en fibras, como frutas, granola, chía, quínoa y avena, por servirnos de un ejemplo. Para quienes son veganos y no consumen leche y sus derivados, una buena opción es la leche de almendra.

Huevos

Las proteínas presentes en el huevo son esenciales para la construcción y renovación de las células y tejidos de la madre y del bebé. Ya la colina presente en el comestible (vitamina perteneciente al complejo B) fomenta el desarrollo del bebé y coopera en la salud cerebral.

Agua

Como hemos dicho, no hay fórmula mágica para asegurar una mayor producción de leche. No obstante, si hay algo que es determinante en ese objetivo, es tomar agua. Para tener leche, es esencial que la madre esté bien hidratada. En consecuencia, se debe consumir entre tres y cuatro litros día a día. Asimismo, es sumamente importante el invertir en otros líquidos, como el jugo natural (sin azúcar) y el agua de coco.

Hojas verdes

Vegetales como albahaca, coles, espinacas y brócoli son fuentes ricas de hierro, vitamina liposoluble E, ácido fólico y potasio. Y cuentan con la baza de ser geniales fuentes de calcio y vitamina liposoluble D, que asisten a la capacitación ósea del bebé, a la contracción muscular y cooperan en el latido del corazón.

Arroz integral

Los alimentos integrales siempre deben ser parte de la dieta de la madre pues son fuentes de hidratos de carbono, que aumentan la energía, como pueden cooperar en la producción de leche. Mas no solo eso. Los comestibles ricos en fibras resultan determinantes para el buen funcionamiento del sistema digestible y previenen la diabetes, entre otras muchas cosas.

Naranja

La naranja, como otras frutas cítricas, son fuentes ricas de vitamina C. el nutriente es esencial pues contribuye a la absorción del hierro, evita las infecciones y regula el intestino. Otras frutas que merece la pena invertir son las bayas, como es el caso de la mora y las cerezas, que son ricas en antioxidantes y otros nutrientes, además de que resguardan la salud de la madre y del bebé.

Carne magra

El hierro se halla en grandes cantidades en la carne magra y eso es muy ventajoso, puesto que coopera en la producción de hemoglobinas, que tienen una caída tras el parto.

Previous post

Licopeno, ideal para la salud y la belleza

Next post

Los mejores alimentos para potenciar el sistema inmunológico

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *