Bajar de pesoDieta

La dieta de la cebolla: ¿funciona?

La dieta de la cebolla es un método usado por algunos médicos, en pacientes que tendrán  a corto plazo una intervención  quirúrgica. Esto se hace con el fin de provocar pérdida de líquidos, liberar toxinas y evitar crisis de hipertensión.

Sin embargo, afirmar que la dieta de la cebolla funciona, y que cualquiera que quiera perder peso puede hacerla, es bastante peligroso, porque a no todas las personas les será de utilidad.

¿A quiénes se le recomienda la dieta de la cebolla?

La dieta de la cebolla no es recomendada para todos, en primer lugar, porque es apta sólo para personas con ciertas condiciones médicas.

Si una persona sana quiere adelgazar, lo que busca es perder grasa, no agua. Así que, a diferencia de las personas que retienen líquidos por una enfermedad, ellos con esta dieta estará sacrificando:

  • el agua que necesita su cuerpo para el buen funcionamiento de los órganos,
  • la formación de la saliva,
  • el buen funcionamiento de las células y el cerebro,
  • hidratación de  las articulaciones.

Una pérdida de agua excesiva en personas que no lo necesitan, puede provocar fática, alteración en la presión arterial, mal funcionamiento de las zonas digestivas y envejecimiento prematuro de algunas partes del cuerpo. Además, provocar pérdidas de memoria y dificultad para pensar bien, problemas respiratorios, infecciones urinarias, entre otros.

Si estoy bajo supervisión médica ¿Puedo realizar la dieta de la cebolla?

Sí, ya que con una supervisión personalizada, usted evitará provocar daños en su cuerpo.

No se puede negar que un dieta muy baja en grasas, y que su consumo por varios días puede provocar, en algunas personas, pérdida de peso. Pero no debe prolongar su uso.

Todo  eso lo puede aclarar  su especialista médico de confianza, y le dirá si es buena o no para usted.

Actualmente, existe mucha información en la web sobre este tipo de dieta, pero por tratarse de la salud,  específicamente la alimentación, no es recomendable empezar su consumo de manera arbitraria.

Este tipo de dietas no puede consumirse sola,  cada día debe acompañarse de otros alimentos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo. Estas dudas las puede despejar un nutricionista médico.

Finalmente, no se puede  considerar  este tipo de dietas como una fórmula mágica que funciona para borrar los daños causados por mala alimentación. La mejor manera de gozar de un cuerpo saludable, es trabajando en él cada día con una buena alimentación y rutina de ejercicios.

Dieta de la cebolla
Previous post

¿Es bueno o malo comer mariscos?

Next post

Beneficios de los alimentos fermentados

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *