AlimentaciónCarneProteínas

¿Es sano dejar de consumir carne?

La reducción en el consumo de carne a nivel mundial es un fenómeno digno de estudio. En algunos círculos sociales incluso está mal visto consumir productos cárnicos. Pero ¿Abandonar el consumo de carne no es dañino? Aquí tienes la respuesta a tu pregunta.

Por qué no hay que comer carne

Los defensores de este estilo de vida esgrimen muchas razones por las que no ingieren proteína por vía de los cárnicos. La más noble de estas tiene que ver con el trato que se les da a los animales. Afirman que la crianza de animales para consumo humano no es más que otra forma de maltrato.

Por otra parte, se afirma que evitar el consumo de carne es la actitud más responsable que se puede tomar frente al cambio climático. Un gran porcentaje de las emisiones de dióxido de carbono de todo el mundo proviene de la ganadería.

Finalmente, la razón que goza de más popularidad y tiene mucha más fuerza es la relacionada con la salud. Hace relativamente poco tiempo, la OMS indico que un alto consumo de carnes rojas aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Incluso 300 gr. De carne a la semana pueden causar graves daños.

Conociendo todas estas razones es natural que pienses que dejar por completo la carne es la mejor opción. Pero no todo es blanco o negro, tienes otras opciones alimenticias que puedes probar. ¿Realmente es peligroso dejar de consumir carne? La respuesta es un rotundo NO.

¿Qué pasa al dejar de comer carne?

Si somos como la mayoría de los adultos del mundo, cuyo consumo de carne es frecuente y en cantidades grandes resentiremos la falta de vitaminas y minerales. La carne aporta un gran porcentaje del hierro y de la vitamina B12 que alberga nuestro organismo.

Sin tales compuestos el organismo dejaría de funcionar correctamente en poco tiempo. Afortunadamente para todos, existen sustitutos alimenticios de la carne cuyo aporte vitamínico es idéntico.

Es por esto que se afirma que abandonar la carne no es malicioso para el cuerpo, siempre que se busquen los sustitutos proteínicos adecuados.

Sustitutos de la carne

El hierro que se deja de percibir puede ser fácilmente sustituido por el que aporta el pescado. Las proteínas y aminoácidos necesarios pueden hallarse en los granos como frijoles y lentejas. Por otra parte, la leche y los huevos también son fuentes de proteínas que pueden sustituir a la carne.

¿Hay que abandonar las carnes?

Ahora que ya sabes que puedes sustituir los aportes nutricionales de la carne tal vez te preguntes si vale la pena sacar a esta de tu vida. En nuestra opinión, el hecho de que dejes de consumirla no mejorara las condiciones de vida de los animales, tampoco reducirá las emisiones de CO2 y no garantiza la salud de tu organismo.

De manera certera, solo un nutricionista puede determinar tu rutina alimenticia y los alimentos que deberías dejar. No obstante, es importante que sepas que lo que garantiza el equilibrio y salud del organismo es la ingesta de comida de todos los grupos alimenticios.

El balanceo y no la eliminación es lo que hace que goces de buena y pujante salud. Pero si sigues decidido a abandonar la carne, hazlo. Tan solo no olvides consumir mucha proteína además de alimentos ricos en vitaminas.

Previous post

Dieta para la diabetes, todo lo que debes saber

Next post

3 recetas de vegetarianos para degustar

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *