DietaEnfermedades

Dieta hipocalórica para enfermos crónicos

Cuando nos llegan a detectar de una enfermedad crónica, es normal que nos manden una dieta especial llamada dieta hipocalórica, en donde el consumo de calorías comienza a ser un poco más restringido dependiendo de qué tipo de enfermedad crónica estemos hablando.

Usualmente, esta es la dieta indicada para bajar de peso, pero en este sentido consumiendo menos calorías de las que se queman durante el ejercicio.

Dieta hipocalórica

El objetivo de la dieta hipocalórica, es que el cuerpo obtenga más grasa corporal que la cantidad de calorías restantes que debe cubrir todas las necesidades energéticas requerida, para que todos los órganos funcionen de buena manera.

Desventajas de la dieta hipocalórica

La única desventaja de esta dieta hipocalórica, es que se pierde mucha masa muscular mientras están en el periodo de dieta, la cual es muy difícil de recuperar luego de que se pierde.

Normalmente, junto con esta dieta se manda a hacer unas cuantas horas de ejercicio físico, preferiblemente de aeróbico y de fuerza.

A veces puede que se contradiga las dietas con el objetivo que quieren cumplir, ya que al reducir la cantidad de alimentos y calorías que se ingieren normalmente en el organismo, se comienza a reflejar un mecanismo de autodefensa frente a la falta de comida.

En este sentido, el cual el cuerpo va creando enzimas lipogénicas que se encargan de almacenar la grasa de los alimentos y crear reservas de energía, y se comienza a disminuir la producción de enzimas lipolíticas, que son las que queman la grasa.

Peligros

Estas dietas hipocalóricas están propensas a sufrir alteraciones en el equilibrio hormonal, es decir, cuando el cuerpo no recibe la cantidad adecuada de energía calórica hace una reacción de estrés que crea una sobreproducción de  cortisol (hormona que regula la producción de otras hormonas).

El exceso de cortisol debilita el sistema inmune, bajando las defensas y siento el cuerpo mucho más propenso a sufrir de enfermedades infecciosas.

Dieta hipocalórica

Además de esto, las glándulas suprarrenales tienen una caída fuerte, causando agotamiento y cansancio.

Las dietas de este tipo, tiene que tener algún equilibrio para poder tener algún tipo de grasa, asi sea menos de la indicada para cada tipo de metabolismo, además de estar acompañada de ejercicios como se explicó anteriormente.

La falta de calorías puede terminar en consecuencias peores de las que ya estaba el sistema inmune. Es por esto que se recomienda ver en primera instancia a un nutricionista junto con el médico de cabecera.

Previous post

5 tips para evitar la resaca

Next post

El yogurt, un guardián de la salud

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *