Nutrientes

Beneficios del ajo

De todos los alimentos que hay en la tierra, el ajo se posiciona como uno de los que más propiedades beneficiosas tienen. El que para algunos es un grano apestoso se ubica en la lista de los súper alimentos. A continuación podrás observar por que se ha ganado esta denominación.

Contra la degeneración

La cantidad de anti oxidantes presentes en solo un diente de ajo es realmente impresionante. La degeneración diaria de los tejidos se verá reducida por lo que nuestro aspecto será rejuvenecido. Pero la mejor parte es que a la larga reduce significativamente la posibilidad de que padezcamos alzhéimer y ciertos grados de demencia.

Disminuye el colesterol

El colesterol alto es de las principales razones por las que se sufre de un ataque cardiaco. Si bien el ajo no baja los triglicéridos en la sangre, el colesterol si es reducido de manera drástica. Perfecto para personas con males del corazón.

Presión sanguínea

En la misma onda de cuidar el órgano que bombea la sangre, podemos afirmar que los niveles de presión o tensión cardiaca se ven influenciados positivamente. Cuando se está imposibilitado de adquirir o conseguir medicación cardiaca, el ajo es la solución temporal más efectiva que existe.

Un antibiótico espectacular

El súper alimento tiene otra característica que nos podría ser de utilidad en cualquier ocasión. De todas las maneras en que puede ser consumido es un antibiótico ultra efectivo. Incluso, en infecciones no demasiado graves puede ser expuesto directamente sobre el lugar para su curación.

En contra de los virus y bacterias

La labor del ajo en el cuerpo no es precisamente acabar estos, pero puede ser de vital ayuda en la lucha contra enfermedades provocadas por virus y bacterias. Se sabe que incluso el resfriado común puede tratarse efectivamente con infusiones de ajo.

Desintoxicar el cuerpo

Podríamos decir que el ajo se encarga de desechar del cuerpo las cosas que no pertenecen a este. Su labor está ampliamente probada en lo referente a intoxicaciones con metales pesados. Sin embargo, puede ayudar a la recuperación del cuerpo en momentos posteriores a otras clases de intoxicaciones.

Mucha nutrición y pocas calorías

El ajo tiene en su composición: magnesio, selenio, calcio, potasio, fosforo, vitaminas B, C y algunas otras más. Lo mejor de todo es que puedes ingerirlo con toda confianza pues al hacerlo no consumes casi nada de grasa o carbohidrato.

¿Aun piensas que se trata solo de un grano apestoso? No te olvides de introducir el ajo en tu dieta diaria o periódica, tu cuerpo te lo va a agradecer.

Previous post

5 cosas que no debes hacer en el GYM

Next post

¿Es mejor entrenar running solo?

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *