AlimentaciónBienestar

Alimentación para cuidar el colon

Si queremos gozar de una buena salud y prevenir enfermedades, debemos entonces procurar cuidar lo que comemos para que la función intestinal sea la más adecuada.

Existen en nuestro organismo, infinidades de microbios habitando en la flora intestinal, en este sentido, es importante que antes de establecer una dieta, se tenga en cuenta la diversidad de estos microorganismos.

Los alimentos que consumimos, a diario, no solo nos brindan los nutrientes necesarios para afrontar el día a día sino que también, nutre o alimenta a esas bacterias que hacen vida en nuestro organismo.

¿Cómo debe ser la alimentación si quiero mantener mi colon sano?

Como dicen por ahí, cada cabeza es un mundo y cada persona es distinta a la otra, aunque podemos padecer las mismas cosas, pueden existir ciertos medicamentos o productos que tal vez a una persona le favorezcan, pero a otra no.

Todos poseemos distintas necesidades, pero si lo que buscas en una mejora en la digestión, bajar de peso o solo quieres cuidar tu salud en general, debes seguir una serie de reglas o principios que pueden aplicarse a todo a la mayoría de las personas.

Alimentación para cuidar el colon

Vegetales

Los expertos recomiendan el consumo de vegetales ya que éstos alimentan a las bacterias “buenas” que habitan en la flora intestinal.

Las alcachofas, la lechuga, los puerros, chalotes, cebollas, ajo y espárragos, son vegetales que se consideran particularmente beneficiosos para la microbiota.

Fibra

Aquellos alimentos que contienen una gran fuente rica en fibras, son muy recomendados para ayudar a tener una buena digestión, aunque se aconseja que se incluyan en la dieta de forma gradual.

Alimentos como: frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales alimentan a las bacterias buenas de nuestro intestino de forma saludable.

Según los expertos consumir diariamente fibra contribuye a la reducción del cáncer colorrectal, ya que facilita la digestión y previene el estreñimiento. Es importante tener en cuenta que si se incrementa la ingestión de fibra de manera acelerada en la dieta, puede ocasionar gases y cólicos.

Probióticos

Los alimentos probióticos, como el yogur, pueden fomentar el desarrollo de algunos microbios buenos para nuestros intestinos, pues permanecen activos y contribuyen al equilibrio de la flora intestinal.

Aceite virgen extra

El aceite de oliva contiene polifenoles, los cuales resultan beneficiosos para mantener la salud de la flora intestinal.

Es recomendable, siempre que sea posible, preparar algunos de los alimentos con aceite extra virgen.

Previous post

Cuidar el cerebro y el corazón incluyendo frutos secos en nuestra dieta

Next post

Los nutrientes infaltables en los primeros 7 años de vida

The Author

admin

admin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *